Teatro, música y baile para la solidaridad en Tarazona

Presentación del Festival de Tarazona, a cargo de los Laicos del PS Madrid.

Presentación del Festival de Tarazona, a cargo de los Laicos del PS Madrid.

Pilar Andía, Tarazona (Zaragoza)

El sábado 30 de mayo tuvo lugar el VII Festival Solidario de la Asociación para la Solidaridad en Tarazona, organizado por el grupo de laicos redentoristas de la Parroquia del Perpetuo Socorro de Madrid y patrocinado por la Fundación Europea para el estudio y Reflexión Ética (Funderética).

A lo largo de estos años, en este festival han ido participando de forma desinteresada diferentes grupos de música, baile y teatro de Tarazona y la comarca. La mayor parte de los grupos repiten año tras año, colaborando activamente a recaudar fondos para los diferentes proyectos de AS.

Este año, el grupo Al viento (de música sesentera), la Escuela Municipal de Jota Bailada de Tarazona, una Escuela de Sevillanas, los alumnos de teatro del Colegio Sagrada Familia, el Grupo de Baile Moderno y la Academia de Cantantes de Tudela, llenaron de alegría, teatro, cantos y bailes el escenario del Teatro Bellas Artes de Tarazona.

Entrada al Festival

Entrada al Festival

Es una enorme alegría constatar que ya no sólo grupos de Tarazona se van integrando en esta ola de solidaridad, sino que otras poblaciones cercanas se desplazan para dejarnos lo mejor de ellos mismos, como los jóvenes de Tudela que se forman en la academia de cantantes y cuatro chiquitinas que bailaron sevillanas y que provenían de Ágreda.

El recuerdo más importante de este fin de semana es la convivencia que compartimos, en un ambiente distendido y festivo, los once laicos que acudieron desde Madrid PS y los colaboradores de AS que hay en Tarazona. Además, los profesores de los grupos y diversos particulares se han ido poniendo en contacto para comunicar lo contentos que salieron del festival.

En la taquilla

En la taquilla

Y me quedo también con las palabras de dos madres de niños participantes. Una de Ágreda que agradecía la generosidad de la organización y se ponía a disposición nuestra para futuros festivales. Y la otra una madre de Tarazona que resaltaba la importancia de que los niños que participaban estaban aprendiendo a valorar lo que tenían y a ser conscientes de que otros vivían muchísimo peor que ellos y que haciendo lo que más les gusta podían ayudarles a vivir mejor.

Cuando la gente acaba así de satisfecha por el trabajo realizado, casi se te olvida la recaudación del Festival, que teniendo en cuenta la situación laboral y económica que está viviendo Tarazona en estos momentos es un auténtico logro. Entre la Fila 0 y las entradas del festival recaudamos 1.502,00€ que serán destinadas al proyecto de AS en La Lima, Honduras.