Comida Solidaria en San Gerardo

 

Delegación AS-SG, Madrid
  Comida Solidaria 2018 en San GerardoEl lema de la Campaña de Navidad de este año pedía darle la vuelta al mundo, y en eso se afanó la delegación de la Asociación para la Solidaridad en la Parroquia de San Gerardo, comenzando por una de las actividades más tradicionales, con más de 14 años de historia a sus espaldas, que se dio la vuelta para pasar de cena a Comida Solidaria.

No sin dificultades, porque el recorte de tiempo de preparación que generó el pasar de una cena a una comida provocó los consecuentes quebraderos de cabeza para cocineras, cocineros y voluntarios.Los cacharros no abarcaban, el gas se acababa en el peor momento de la cocción de los alimentos, y había que agudizar el ingenio y los esfuerzos para llevar la comida a buen puerto.

Pero nada es imposible cuando hay buen ánimo, solidaridad y materia prima, tanto en los alimentos como en la experiencia, y pasadas las 14.00 horas estaba todo preparado para ir dando entrada a los primeros comensales.

 

Con algo más de espacio, nuevos comensales respecto a otros años y otros muchos habituales de los ‘saraos’ solidarios de San Gerardo, el padre Enrique introdujo la bendición que realizamos todos juntos y dimos paso a las viandas: empanadas, queso, un primer plato deuna riquísima crema de calabaza y un segundo de pollo a la pepitoria, novedad con amplia aceptación. Coronamos con un poquito de tarta ‘selva negra’ para cerrar una comida que generóelogios y aplausos para las cocineras, cuyo esfuerzo fue valorado por todos con una amplia ovación.

Salón lleno para la Comida Solidaria de San Gerardo 2018

Salón lleno para la Comida Solidaria de San Gerardo 2018

No obstante, la fiesta no acabó ahí, ya que llegó el bingo a beneficio de la Campaña de Navidad, y las rifas con los números de las entradas -y la consiguiente polémica sobre si sacar primero las decenas o las unidades, con el sorteador encabezonado en sacar primero las decenas-. Balón de la ‘Champions’ para los niños, surtidos ibéricos y jamón para los ganadores de los bingos, que tuvieron polémica y recayeron en una misma familia, afortunada en este día.

Afortunados ellos, y todos, por participar en una fiesta solidaria, que tendrá continuidad en el Rastrillo que comienza el 2 de diciembre y el Festival de Villancicos del día 16. ¡Gracias por colaborar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *