Archivo de la etiqueta: campos de mision

Los voluntarios dan testimonio en Granada

Miguel Pérez, Granada

Un fin de semana para hacer un viaje por los campos de misión de Asociación para la Solidaridad sin moverse de la silla. Los voluntarios que estuvieron el verano pasado en los campos han dado testimonio este fin de semana en el Encuentro de Voluntarios que ha tenido lugar en el Santuario del Perpetuo Socorro de Granada.

Tras una oración en la que a los voluntarios se les dejó “un mensaje en una botella” que provocó momentos de emoción y de buenos recuerdos vividos en lugares lejanos, comenzaron los testimonios con Loreto y Fidel (Sevilla), que estuvieron en Perú el pasado verano. Como decía Fidel, se quedaron con el recuerdo de los caseríos de Otuzco, “donde no hay apenas comida ni luz ni agua, pero hay una alegría que se te queda en el corazón”. Y contaron momentos concretos para ilustrar su experiencia. “Visitamos a una niña protestante que tenía unos 15 años. Al entrar en una habitación en la que casi no cabíamos, vimos que la niña, Anita, miraba al techo. Era ciega y no se podía mover por una parálisis. La oímos decir: ‘Estos deben ser gringos, porque hablan rarito’. Al salir me dí cuenta de que muchas veces no se trata de encontrar una solución práctica: a veces basta con estar ahí”, contaba Loreto.

Sigue leyendo

Charla de voluntarios de AS en el colegio Claret


¿Dónde está Lima? ¿Qué es la Misión? ¿En qué consiste ser voluntario?
Esta mañana se oían en las clases de 3º y 4º de la ESO del Colegio Claret de Sevilla esas preguntas, y los alumnos se lo pensaban dos veces antes de responder. Para dar el visto bueno a las respuestas, estaban ante el proyector José Manuel López Suárez y Alfonso Lora. Voluntarios durante el verano de 2011 en los campos de misión de Perú junto con Tere Aramburu, ambos han comenzado esta mañana una campaña para dar a conocer el trabajo de la asociación entre los estudiantes del colegio.

Sigue leyendo

Hoy me rebelo!!!. Diario desde Honduras


Buenos días!!!
Llevo intentando escribir varios días pero casi no sé por dónde empezar porque estoy un poco “impresionada” y desde que llegué estoy intentando digerir la situación que vive Honduras que es inexplicable… Ayer estuvimos con una hermana Franciscana que vive en un pueblo de San Pedro Sula y dijo esta frase “no hay familia que no hay sufrido una matanza”…
Os cuento un poco, aquí hay una violencia increíble, las casas están todas alambradas con pinchos, la gente no sale a partir de las 8-9 de la tarde porque es peligroso, aquí asesinan a personas cada día y hasta el repartidor de coca cola o agua lleva como un guardia de seguridad con una pistola, ametralladora, etc.
Hablando con varias personas de aquí observas como la gente va de casa al trabajo, es imposible pasear y tu casa es un poco jaula. Las maras y los narcotraficantes hacen que la gente viva con miedo….Esto por supuesto dificulta el desarrollo de las personas.
¿Cómo puede avanzar una sociedad que tiene miedo? ¿Cómo avanza una sociedad en la que en su ciudad asesina a 4 o 5 personas al día? Donde los comerciantes tienen que pagar el impuesto revolucionario a las maras, donde tus hijos no pueden jugar en un parque tranquilo y donde la palabra muerte, asesinato, ajuste de cuenta está en cualquier conversación y donde los poderes públicos (justicia, políticos y policías son corruptos…). Pues ayer me rebelaba, es injusto. Uno no entiende lo que es vivir en paz hasta que no te encuentras con situaciones de este tipo. Aquí se vive con miedo… Sigue leyendo

Bienvenidos

Nuestros voluntarios, que como sabéis han estado repartidos por Perú, Honduras y Uruguay, ya han regresado a sus casas después de haber experimentando este verano la fuerza de la misión. Todos ellos están felices y dispuestos a compartir con nosotros todas las experiencias que han vivido en estos meses. Desde Honduras han estado desarrollando un proyecto que dentro de poco saldrá a la luz, en Lima han estado ayudando a reformar uno de los comedores populares y en Uruguay han llevado a cabo el trabajo con las Oblatas y personas en riesgo de prostitución, que ha sido muy enriquecedor. Todo esto y muchas más cosas os irán contando cuando se vayan adaptando a su nueva misión en sus lugares de origen.

De regreso de los caseríos

Buenos días a todos… Noe dice que hay que pintar la vida con los colores que tengamos y así cada uno construye su paisaje. Venimos de 4 diítas en Pichampampa y allí aunque hay pocos colores estos brillan y conforman un paisaje tan bonito que es díficil de explicar. ¿Por dónde empezamos? Ha sido la primera vez que los padrecitos nos han dejado 4 diítas solas, aunque estabamos acompañados por varios catequistas que nos han acompañado en nuestras visitas. ¡Qué os contamos! ah! pequeño detalle no tienen luz ni agua potable, a las 8,30 estábamos en la cama, bueno en el saco sin saber muy bien que hacer y confiando en que nuestras amigas las pulgas no quisieran dormir con nosotros…Pero eso son anécdotas sin importancia que ya contaremos en España. Han sido 4 días duros e intensos en el que nos hemos encontrado una realidad que ni nos gusta ni nos deja indiferente, la miseria está incrustada en la vida y en las historias de cada familia, pero eso no impide que sean capaces de compartir lo poquito que tienen y nunca borran su alegría aunque sea dura. “Ya somos familia numerosa” y es que cada vez que estamos en un sitio diferente uno se siente como en casa, fijaros como en casa suena de chiste, sobre todo por los sitios en los que hemos estado, sentados en el suelo, con una vela por la noche y sin agua con que ducharnos, pero esa acogida, esas miradas,esas conversaciones y esta gente hacen que te sientan así. Todos los días nos reuniamos en la iglesia a celebrar la palabra, antes de esto hemos estado jugando con los niños. Un día llevamos pulseras para hacer y no sabéis la felicidad de las niñas pero también de las madres y las abuelas que nos decían que si ellas también se podían hacer una. Con que poco son felices!!! Y nada hemos estado “subiendo más arriba” por estas motañas andinas. Y nada seguimos felices, disfrutando cada momento, acordándonos muchos de todos, pero ya no os pedimos que recéis por nosotras que estaremos bien, sino por este pueblo peruano que sigue sufriendo y sigue queriendo salir de esta situación. Seguimos con la convicción de que nos quedan muchas cosas que aprender y mucho de quien aprender. Bea y Noe.

Más noticias desde Honduras

Qué tal amigos, ¿cómo va todo? Nosotros por aquí estamos más o menos bien, y digo sólo más o menos porque hace dos días  a Isa le dio un tripichín que nos ha obligado a aplazar el viaje a Trojes hasta el miércoles. No parece nada grave, ayer la vio la doctora que atiende en el dispensario médico que mantiene la parroquia, le ha dado algunas medicinas y parece que ha ido mejorando y hoy está casi recuperada. Seguramente algo de esta comida tan nueva le habrá sentado mal, pero no hay que estar preocupados. Por lo demás, hemos estado bastante ocupados los últimos días. Ya tenemos una visión global de San Pedro Sula y de toda la zona que atienden los redentoristas. Ésta se compone básicamente de lo que aquí llaman colonias, que son como barrios muy diferenciados a las afueras de la ciudad, que varían mucho en cuanto a composición de población, nivel socioeconómico, tipo de casas y de vida, etc. Sigue leyendo